Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Arthur Schoonderwoerd interpreta a Chopin

Fecha de publicación: 13 de mayo de 2009

La interpretación historicista desde el punto de vista instrumental tiene sus detractores y sus defensores. Aquellos aducen que debemos permitir que los avances técnicos que proporcionan mejores sonoridades, mayor número de matices y más fiabilidad a los instrumentos musicales, deben ayudar a una nueva lectura de la página del compositor. Están pensando en mejores afinaciones, mejor respuesta mecánica a la acción del intérprete y sobre todo lo que ellos definen como mejor “calidad” de sonido. 

Arthur Schoonderwoerd interpreta a Chopin

 

Música ClásicaDISCOGRAFIA DE MÚSICA CLÁSICA RECOMENDADA EN CLASICA2

En el otro extremo tenemos a los que defienden que cualquier interpretación con instrumentos musicales de época, si ello es factible, hacen que oigamos la página tal como la concibió el compositor y por lo tanto son interpretaciones mucho más rigurosas, dicen ellos, que las adulteradas por la utilización de un instrumento anacrónico. Suelen coincidir con los enemigos del microondas en la cocina. 
 
La discusión, en cualquier caso, no se puede reducir a lo arriba mencionado ya que existen múltiples variables mas para poder tomar partido; citaré a modo de ejemplo la importancia del intérprete, la acústica de la sala; la capacidad auditiva del público, su atención, su concepto estético. En resumidas cuentas un sinfín de elementos que pueden hacer desplazar el fiel de la balanza a un lado o al otro.  
 
La utilización del fortepiano de época o los modernos pianos de concierto representa el ejemplo más claro de esta disociación interpretativa.  
 
Hecha la introducción, os propongo hoy un disco, como selección discográfica del mes, donde el pianista holandés Arthur Schoonderwoerd interpreta obras de Chopin con un piano Pleyel de 1836 - del tipo de aquel  que esperó con impaciencia el compositor polaco a su llegada a Mallorca-. Editado por Alpha con la referencia ALPHA 147, incluye las siguientes piezas: 
 
Balada para piano nº 1 en sol menor, B 66/Op. 23   (1831-1835).
 
Balada para piano nº 2 en Fa mayor/la menor, B 102/Op. 38 (1836-1839) 
 
Balada para piano nº 3 en La bemol mayor, B 136/Op. 47   (1840-1841)
 
Balada para piano nº 4 en Fa menor, B 146/Op. 52  (1842) 
 
Nocturno para piano nº 1 en si bemol menor, B 54/ Op. 9 nº 1 (1830-1831) 
 
Nocturno para piano nº 2 en Mi bemol mayor,  B 54/ Op. 9 nº 2 (1830-1831) 
 
Nocturno para piano nº 3 en Si Mayor, B 54/Op. 9: nº 3  (1830-1831) 
 
Preludio para piano en do sostenido menor, B 141/Op. 45 (1841)
 
Un disco de referencia para todo aquel que le guste Chopin y que además aprecie las versiones con instrumentos de época originales. 

Audición de música clásica en Clasica2AUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2

Os propongo que oigamos y comparemos una obra de Chopin interpretada con un piano de época y con uno moderno; concretamente la Polonesa para piano nº 2 en Mi bemol menor Op. 26 nº 2 -no incluida en este disco- pero que tengo en una grabación en directo de Arthur Schoonderwoerd y a Mauricio Pollini en una interpretación con piano de concierto moderno. 
 
Dos notas previas para que tengamos más elementos de juicio a la hora de comparar ambas lecturas. Fijaros en lo  molesto que son las toses en un concierto o recital. Máxime si de un fortepiano se trata. No las tengáis en cuenta para valorar en más o en menos a Arthur Schoonderwoerd.  
 
En segundo lugar la polonesa que vamos a oir, escrita en la poco frecuente tonalidad de mi bemol menor, es una pieza dramática y melancólica. Comienza en el registro bajo del piano que prepara la entrada del primer tema de carácter eslavo, inquieto y ansioso en busca de algo. Tras una repetición de este primer tema Chopin introduce un cambio ambiental con una brillante danza que trae luz a la página. Pero la alegría dura poco en casa del pobre y volvemos al tema eslavo. 
 
Una sección intermedia de carácter misterioso sirve de enlace a la alternancia entre los dos temas contrastados desde el punto de vista del sentimiento, que luchan entre sí, acabando la pieza en un final abierto. Todo por decidir. Y ahora tras escuchar las dos versiones, se abre el debate. 
 
Manuel López-Benito
 
Arthur Schoonderwoerd  
 
Mauricio Pollini 

NOTA: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

 

Artículos relacionados

Sigiswald Kuijken y La Petite Band interpretan Cosi fan tutte

Cecilia Bartoli: Sacrificium

Raquel Andueza. Yo soy la locura

Código QR de Clasica2, revista de música clásica, ópera y jazz

                                                   

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.