Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Las Óperas en Yelmo Cines

Fecha de publicación: 07 de septiembre de 2010

Yelmo Cines, como ya reseñamos en Clasica2, inicia el su Temporada de ópera 2010-2011 el próximo SABADO 9 de octubre de 2010 las retransmisiones, por primera vez en España, en exclusiva, con tecnología vía satélite, alta definición y  sonido digital, de las óperas desde el Metropolitan Ópera de Nueva York. Un acontecimiento operístico de primera magnitud en España. 

Wendy Bryn Harmer como Freia en El oro del Rin

 

Música clásicaLA ÓPERA EN CLASICA2

Pero Yelmo Cines, además, quiere tener un detalle con todos vosotros, asiduos seguidores de Clasica2, entre los que os encontráis muchísimos amantes de la ópera.
 
Así, en colaboración con este portal de música clásica, Yelmo Cines os hará un descuento de 1 €  del precio de la entrada a todos aquellos que presentéis en taquilla el Calendario de las Óperas en Yelmo Cines que ilustra este artículo y que podéis conseguir solicitándonoslo a Clasica2 a través de nuestro correo al Departamento de Publicaciones y que enviaremos a vuelta de correo. Lo imprimís y lo presentáis en taquilla. Eso es todo.
 
Esta oferta es válida para el ciclo completo de óperas desde el MET y para todos y cada uno de vosotros, o vuestros amigos, que nos pidáis el Calendario de las Óperas en Yelmo Cines
 
Desde Clasica2 queremos públicamente agradecer a Yelmo Cines este gesto para con todos vosotros lectores, y reiterar nuestra felicitación por la realización de este magnífico proyecto operístico. Recordaros que, en aras de facilitar la asistencia del público, todas las óperas se emitirán los sábados por la tarde. Y ahora nos gustaría presentar la primera ópera, El Oro del Rin.  
 

Revista de música clásicaEL ORO DEL RIN EN YELMO CINES 

Sábado 9 de octubre 
 
Ópera de Richard Wagner, prólogo de la Tetralogía El Anillo del Nibelungo, y basada en la saga de los Nibelungos. El Anillo lo componen cuatro obras: un prólogo y tres jornadas tituladas El Oro del Rhin, La Walkyria, Sigfrido y El Ocaso de los Dioses
 
El oro del Rin, con libreto del propio autor la ópera fue estrenada en el Teatro de la Corte de Munich, el 22 de Septiembre de 1869. 
 
FICHA TÉCNICA
Director Musical: James Levine
Director Artístico: Carl Fillion
Vestuario: François St-Aubin 
Iluminación: Etienne Boucher 
 

REPARTO

Freia: Wendy Bryn Harmer
Fricka: Stephanie Blythe
Erda: Patricia Bardon
Loge: Richard Croft
Mime: Gerhard Siegel
Wotan: Bryn Terfel
Alberich: Eric Owens
Fasolt: Franz-Josef Selig
Fafner: Hans-Peter König
 
Duración: 3 horas y 35 minutos 
 

Revista de música clásicaSINOPSIS ARGUMENTAL

ACTO I
En las profundidades del Rin, Flosshilde, Wellgunde y Woglinde, las Hijas del Rin, guardan el oro del río; un tesoro de valor incalculable. El nibelungo Alberich, enano y deforme, que se acerca a ellas para atrapar a alguna, queda deslumbrado al ver el oro brillando cuando incide sobre él un rayo de sol que atraviesa el agua. Las ninfas le explican que aquel que consiga el oro y forje con él un anillo conseguirá el dominio del mundo. Pero hay una condición adicional: debe primero renunciar al amor. 
 
El libidinoso Alberich, frustrado por sus intentos fallidos por atrapar a alguna de las Hijas del Rin, maldice al amor y les roba el oro sumiendo al las profundidades del río en la más negra oscuridad.
 
 
ACTO II
Entre tanto Wotan, señor de los dioses, es reprendido por su esposa Fricka preocupada por lo que va a ocurrir: Wotan, para darle una morada fija a los dioses que hasta entonces no tenían un lugar estable para vivir, ha prometido dar a Freia, diosa del amor y de la juventud, a los gigantes Fasolt y Fafner, en pago a sus trabajos para construir esa morada: La Walhalla los dioses. Sin Freia, que proporciona a los dioses las manzanas de la eterna juventud, aquellos están perdidos.
 
Cuando los gigantes se presentan para demandar su recompensa, Loge, el dios del fuego, sugiere una alternativa de pago al informarle a Wotan que Alberich ha forjado un anillo después de haber robado el oro del Rhin. Wotan decide hacerse con el anillo y ofrecérselo a los gigantes en lugar de a Freia.
 
Los gigantes está de acuerdo y Wotan y Loge deciden dirigirse al centro de la tierra para arrebatarle el anillo a Alberich. Los gigantes se quedan con Freia hasta no recibir el anillo y los dioses empiezan a envejecer al faltarles las manzanas de la eterna juventud. 
 
 
ACTO III
Cuando Wotan y Loge se acercan a la tierra de los Nibelungos se escuchan los golpes de la fragua donde con martillos sobre yunques aquellos están haciendo barras con el oro del Rin. Mime, hermano de Alberich, ha forjado el anillo que le dará a Alberich el poder absoluto sobre los habitantes de la tierra pero también a forjado, a escondidas, un yelmo, el Tarnhelm, que tiene la cualidad de hacer que aquel que se lo pone adopte la apariencia física que desee. Cuando Alberich lo descubre, le quita el Yelmo a Mime, y le da una paliza. 
 
Al llegar Wotan y Loge se encuentran con el dolorido Mime que les pone al día de lo que está ocurriendo. Alberich entra en escena y se burla de los dioses. Loge le pide una demostración de los poderes del yelmo  y Alberich se transforma en un dragón, y luego en un sapo. Es en este momento cuando lo capturan Wotan y Loge, y lo arrastran hasta  a la superficie, prisionero.  
 
 
ACTO IV
El enano se ve obligado a convocar a los Nibelungos para que suban el oro. Wotan le arranca el anillo de su dedo. Destrozado, Alberich es puesto en libertad y es entonces pronuncia su maldición: Aquel que porte el anillo morirá. 
 
Los gigantes vienen a buscar el oro. Reclaman tal cantidad que pueda cubrir el cuerpo de Freia. Falta un trozo de oro para ocultarla totalmente. El hueco puede llenarse con el anillo; pero Wotan no quiere entregarlo. Ni el anillo ni el yelmo. 
 
Erda, diosa de la tierra, aparece y le advierte a Wotan de que la posesión del anillo y el yelmo supondrá el final de los dioses. Wotan, de mala gana, entrega el anillo a los gigantes, y la maldición de Alberich se presenta por primera vez. Fafner mata a su hermano en la disputa por el tesoro y se retira a una cueva con la figura de un dragón, gracias al yelmo.
 
Donner, el dios del trueno, limpia la atmósfera con su canto tempestuoso. Cuando surge el arco iris, los dioses comienzan a ascender por él hacia su nueva morada, la Walhalla, mientras que en el río las Hijas del Rin reclaman el oro sustraído. 
 
Cae el telón 
 
Manuel López-Benito
 

Revista de música clásicaÚLTIMAS NOTICIAS EN CLASICA2

NOTA: Si quieres promocionar tu evento musical a través de nuestro servicio de E-MAIL MARKETING para su DIFUSIÓN MASIVA contacta con nosotros en marketing@clasica2.com y te informaremos de cómo hacerlo.

BOLETÍN: Para estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito

 

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.