Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

La Música Clásica y el Impresionismo (II)

Fecha de publicación: 16 de diciembre de 2011

MÚSICA CLÁSICA Y PINTURA. Como toda corriente artística el Impresionismo no nace por generación espontánea sino que es la cristalización material de múltiples antecedentes que flotan en el ambiente a la espera de unirse y alumbrar algo distinto, distinguible, representativo y duradero. Sin ánimo de ser exhaustivo citaré alguno de los elementos que provocaron tan sonado nacimiento aquella tarde de abril de 1874.

Edouard Manet: Música en las Tullerias, 1862

 

Música clásicaLA PINTURA Y LA MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2

En primer lugar, una fuerte tradición clasicista en la Francia del primer tercio del siglo XIX que tiene como paradigma estético el que la obra debe de ser bella, noble y de carácter pedagógico.  
  
La Pintura, en este caso, debe corregir las imperfecciones que la Naturaleza presenta. La idea está por encima de la realidad y el artista concibe lo bello y lo plasma en el lienzo. La reacción a esta concepción políticamente correcta de la Pintura va a representar el catalizador del nuevo estilo pictórico.
 
La figura de Eugène Delacroix (1798-1863), que siendo un pintor con una estructura formalmente clasicista a la hora de repartir los volúmenes en el lienzo, va a incorporar dos nuevos ingredientes al cóctel: La importancia del color y la utilización de motivos contemporáneos; no la imitación reiterada de temas greco-romanos. 
 
El inglés William Turner (1775-1851) y su novedoso tratamiento de la luz y el movimiento, va a ser otro ingrediente más. La concepción lumínica al servicio de la expresión, es como podríamos definir la aportación de Turner.  
 
El realismo de la Escuela de Barbizon, en su vertiente paisajística y costumbrista va a influir en la nueva generación de pintores. Cuadros como Las Espigadoras, 1857 de Jean Françoise Millet (1814-1875), o El Roble de Flagey de Gustave Courbet (1819-1877) son claros antecedentes de la pintura impresionista.
 
La Exposición Universal de París de 1855, pionera en la incorporación de la pintura, oficial por supuesto, al catálogo de sus contenidos, hizo que Coubert, en franca rebeldía, montase una exposición paralela bajo el descriptivo título de: El Realismo. Gustave Coubert
 
Ambas iniciativas, que se repetirán periódicamente, representan un polo de atracción para las nuevas generaciones de pintores que tendrán en ellas un escaparate para su obra. Lo que nos lleva a la conexión con la música clásica en este artículo de hoy. 
 
Volveremos en próximos capítulos sobre los avatares del Impresionismo en su devenir hasta que nuevos estilos le quiten el protagonismo que durante mucho tiempo tuvo. 
 
Edouard Manet (1832-1883), uno de los grandes representantes del Impresionismo francés, había estudiado con Thomas Couture (1815-1879) en la Ecole des Beaux-Arts. Al finalizar sus estudios inicia su carrera pictórica en su propio atelier imbuido por lo que se denominó en el París de la época “La moda española”, fomentada, entre otras cosas, por la granadina Eugenia de Montijo (1826-1920), a la sazón esposa de Napoleón III, y por tanto Emperatriz consorte. 
 
Manet recibe clases de piano de la pianista holandesa Suzanne Leenhoff (1830-1906), con quién tiene un hijo - Leon-Edouard- en 1852 y con la que se casa en 1863. En 1859 presenta por primera vez una obra para la Exposición Universal de ese año “El bebedor de ajenjo” que fue rechazado. Veremos como conseguirá exponer en 1861. 
 
Llegados a este punto dónde Manet, la música y la Exposición ya han contactado, os propongo su cuadro: Música en las Tullerias, 1862. Una instantánea de la vida parisina de 1862. Los jardines de la Tullerías servían de lugar de encuentro vespertino para mas chic de París.  
 
Mientras charlaban aquí y allá, una orquesta militar -que en el cuadro no aparece - amenizaba la reunión. La organización de volúmenes brilla por su ausencia. La falta de un motivo central y la presencia de personajes prácticamente en los márgenes del lienzo le confieren una sensación de parcialidad, cómo si estuviésemos viendo un detalle de una obra mayor. Por último, para mayor abundamiento de la indudable actualidad de la escena, se reconocen en el cuadro al propio autor –a la izquierda-, su hermano Eugène de pie con chistera y detrás de él, sentado delante de un árbol  con chistera y gafas el compositor Jacques Offenbach (1819-1880). 
 
Manuel López-Benito
 
Continuará...

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2

De Offenbach escuchemos la el dúo del Acto III de los Cuentos de Hofmann "Belle nuit, o nuit de´amour". A pesar de que la obra se estrenó en París el 10 de Febrero de 1881 y la acción de este tercer acto se desarrolla en Venecia, ¿no os parece que acompaña muy bien a la escena en los jardines públicos de las Tullerias?
 
¡El texto se explica por si sólo. ¡Qué Eolo sople céfiros blandos y os acaricien esta noche, ô nuit d'amour! 
 
Belle nuit, o nuit de´amour
 
NICKLAUSSE
Belle nuit, ô nuit d'amour, 
souris à nos ivresses, 
nuit plus douce que le jour, 
ô belle nuit d'amour! 
 
GIULIETTA, NICKLAUSSE
Le temps fuit 
et sans retour emporte nos tendresses! 
Loin de cet heureux séjour, 
le temps fuit sans retour. 
Zéphyrs embrasés, 
versez-nous vos caresses; 
zéphyrs embrasés, 
versez-nous vos baisers, Ah! 
 
Belle nuit, ô nuit d'amour, 
souris à nos ivresses, 
nuit plus douce que le jour, 
ô belle nuit d'amour! 
NICKLAUSSE
¡Bella noche, oh, noche de amor!
Sonríe a nuestra embriaguez,
noche más dulce que el día.
¡Oh, bella noche de amor! 
 
JULIETA, NICKLAUSSE
¡El tiempo huye sin cesar 
y se lleva nuestras ternuras! 
Lejos de esta feliz morada, 
el tiempo huye sin cesar. 
Céfiros ardientes, 
dadnos vuestras caricias.
Céfiros ardientes, 
dadnos vuestros besos. ¡Ah! 
 
¡Bella noche, oh, noche de amor! 
Sonríe a nuestra embriaguez, 
noche más dulce que el día.
¡Oh, bella noche de amor!  

Artículos relacionados

La Música Clásica y el Impresionismo III

La Música Clásica y las Artes plásticas

Capítulo anterior de la Música Clásica y el Impresionismo

 

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.