Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Caravaggio y la Música (3)

Fecha de publicación: 29 de mayo de 2012

CARAVAGGIO Y LA MÚSICA. Continuando con nuestros artículos sobre Caravaggio y la Música, analicemos hoy el cuadro musical de Caravaggio titulado Descanso durante la huida a Egipto que se encuentra en la Galería Doria Pamphili de Roma. 

Caravaggio: Descanso durante la huida a Egipto

 

Música clasicaLA MÚSICA CLÁSICA Y LAS ARTES VISUALES: CARAVAGGIO (3)

Lo primero que debemos destacar es la utilización de un motivo musical en un lienzo de temática sagrada. José, María y el Niño hacen un alto en el camino para descansar. La escena rezuma dulzura y serenidad, algo que la presencia musical ayuda a potenciar. María acoge y rodea la dormida figura de su hijo mientras José sostiene en las manos la partitura de un motete mariano del compositor Franco-Flamenco Nöel Bauldewijn, Director del Coro de  S. Rombault en Malinas desde 1509 y de  Notre Dame en Amberes desde 1513 para que sea interpretado por un ángel violinista. 
  
Decíamos en el capítulo anterior que la pintura del siglo XVII pretendía imitar a la música y a la poesía. En este cuadro semejante aseveración toma cuerpo y se nos muestra de manera palpable. El carácter poético de esta “canción de cuna” angelical para arrullar a la madre y al niño se visualiza pictóricamente. Las tres en uno. El milagro de Caravaggio. 
 
La luz y su tratamiento, en oposición a la oscuridad, nos hacen viajar por el cuadro e ir descubriendo pequeños detalles que abundan en la ternura que empapa el lienzo. Así, el ángel se muestra  en nuestro primer golpe de vista como la figura central, y por ende la música se hace esplícita. La blancura de su túnica volante y etérea apoya este efecto primerizo. Fijaros que el arco con que toca el violín es curvo, típico del barroco. 
 
El ángel nos lleva a la partitura y a José, que mira absorto, como perdido, al ángel. Del rostro de José nos vamos a su mano derecha. Mano fuerte. Mano de carpintero, tan distinta de la mano angelical del músico. 
 
Y ahora la luz nos lleva a los pies de José. Pies descalzos, como todos los de los personajes del cuadro. Estos pies se asientan de una manera especial. Montados levemente, como si tuviesen frío. 
 
Esos pies son la antesala de la escena principal del cuadro que hay que descubrir tras este viaje. Efectivamente los pies de José nos llevan a los del ángel, y de ahí al pie de María, a los del Niño, y a su cara mofletuda y sonrosada, que con la de su madre y su postura muestran la esencia  y la ternura de la escena materno filial, destino último de nuestro viaje y motivo principal del lienzo. El concepto poético se nos rebela ahora en todo su esplendor. El viaje toca  a su fin. Ya contemplamos la tela con otros ojos, y casi podemos escuchar la música de ese  violín. Un motete mariano basado en el Cantar de los Cantares.
 
Para los que no son capaces de escucharlo con la imaginación, os propongo la audición de una página de Antonio Vivaldi. Concretamente el segundo movimiento "Larghetto" de su Concierto para violín, eco de violín y orquesta  en la menor.

  Audición de música clásicaAUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2  

La poesía, la música y la pintura unidas para siempre. Seguro que cardenal Aldobrandini, sobrino del papa Clemente VIII,  melómano y destinatario de la obra supo apreciarla en sus tres vertientes artísticas, esas que en su conjunto armónico hacen de esta tela una obra maestra.   

Larghetto del Concierto para violín, eco de violín y orquesta de Antonio Vivaldi 

Artículos relacionados 

La Música Clásica y el Arte

Código QR de Clasica2, revista de música clásica, ópera y jazz
 
 
Compartir

¿Quieres anunciarte en Clasica2?
Si quieres anunciar un concierto, un disco, un libro o una simple nota en Clasica2, envíanos un correo a: mlopezbenito@clasica2.com
Boletín de Clasica2
Suscríbete al boletín de correo electrónico de Clasica2 y recibe en tu buzón de correo las actualizaciones de la web más interesantes: nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos...
Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2019 Clasica2. Todos los derechos reservados.