Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Johann Sebastian Bach escribe a Federico Augusto de Sajonia

Fecha de publicación: 14 de febrero de 2012

EPÍSTOLAS MUSICALES. Con frecuencia olvidamos que tras todos y cada uno de los compositores de la Historia de la Música Clásica subyace un ser humano al que nada de lo “humano” le es ajeno. Sus anhelos, sus aspiraciones, sus miedos, sus necesidades, sus penas, sus alegrías, que trufan múltiples pasajes de sus obras, se enmascaran entre ellas y nos hacen perder perspectiva, a nosotros sus oyentes del futuro. Por ello esta sección de pretende recordarnos, con su lectura, que "Músico" no deja de ser un adjetivo calificativo a la sustancia: "Hombre". 

Brueghel el viejo: Boda Campesina

 

LA MÚSICA CLÁSICA Y LA LITERATURA EN CLASICA2

Hoy os propongo que leamos una interesantísima carta que Johann Sebastian Bach en la cima de su fama, asentado en Leipzig desde hacía 10 años, y en plena madurez vital, dirige a Federico Augusto III, Duque y Elector de Sajonia y posteriormente Rey de Polonia el 27 de julio de 1733. Los antecedentes son los siguientes:  
 
El día 1 de febrero de 1733 muere en Varsovia el Rey Augusto el Fuerte, decretándose los seis meses de duelo oficial reglamentario durante el cual no se podía interpretar públicamente música y que dejaba de vacaciones a Johann Sebastian Bach. Inmediatamente se producía el ascenso de Federico Augusto III a Elector de Sajonia.
 
Bach vio en ello una oportunidad para ser promovido músico titular en la corte de Dresde. Por eso decidió componer y dedicar una gran obra al nuevo Elector, donde se pudiesen apreciar las cualidades musicales del Kantor de Leipzig. Como Sajonia era una corte católica y romana la única forma musical religiosa que compartían con la luterana Leipzig era la Misa en su versión reducida al Kyrie y al Gloria del ordinario de la misma. Es decir misas abreviadas, que por otro lado eran muy bien acogidas en Leipzig  y en Dresde. Esa Misa es la que hoy conocemos como Gran Misa en si menor BWV 232
 
La dedicatoria reza: “Para Su Real Majestad y Serenísimo Príncipe Elector de Sajonia, la Misa adjunta recién exhibida (para 21 voces, 3 violines, 2 sopranos, contralto, tenor, bajo, 3 trompetas, timbal, 1 corno de caza, 2 flautas traveseras, 2 oboes, 2 fagotes, violonchelo y continuo) con su mas humilde devoción, el autor  J.S. Bach".  
 
La carta que la acompaña, donde tantas esperanzas había depositado Bach, dice así:
 

Clásica2, revista de música clásica, ópera y jazz CARTA PARA FEDERICO AUGUSTO III DE SAJONIA. 27 DE JULIO DE 1733

A mi Más Generoso Señor, Serenísimo Elector, Amabilísimo Señor:
 
Con profunda devoción someto a Vuestra Alteza Real esta pequeña obra de la ciencia que he alcanzado en musique, con la más absoluta sumisión ruego a Vuestra Alteza tenga la voluntad de mirarla con sus Amabilísimos Ojos obrando de acuerdo a la mundialmente conocida Clemencia de Vuestra Alteza ya que no a los méritos de mi pobre composition; y se digne tomarme bajo vuestra Poderosísima Protección.  
 
Durante algunos años y hasta este momento he sido el Director de Música de las dos principales iglesias de Leipzig, pero sin culpa alguna por mi parte he tenido que sufrir un agravio tras otro, y en una ocasión también una disminución de los honorarios que me corresponden en este cargo; todo lo cual tendría remedio si Vuestra Alteza Real me hiciera el favor de concederme un título de la Capilla de la Corte de Vuestra Alteza y me dejara vuestro Alto Mandato por medio de la expedición del oportuno documento remitido al lugar apropiado.   
 
El generoso cumplimiento de mi humilde petición me comprometerá a una devoción infinita, y ofrezco mostrar mi más debida obediencia en todo momento hacia el Más Amable Deseo de Vuestra Real Alteza, mi incansable celo en la composición de la música para iglesia así como también para orquesta, y al mismo tiempo dedicar todas mis fuerza al servicio de Vuestra Alteza, con la seguridad de la lealtad infinita hacia Vuestra Alteza Real del más humilde y obediente siervo,
Johann Sebastian Bach
 
La epístola consta en el registro de entrada de la Corte de fecha 19 de agosto de 1733, sin embargo Bach no recibió respuesta alguna. Desencantado, paciente, pero no rendido, vuelve a la carga registrándose una nueva petición el 27 de septiembre de 1736; tres años de espera. Pero ahora si obtuvo respuesta. El 19 de noviembre de 1736 se expide un Certificado que “confiere a Johann Sebastian Bach, atendiendo a su muy humilde ruego y en razón de su demostrada capacidad, el título de Compositeur de la Capilla de la Corte Real".   
 
Rubrica el título el Rey y certifica la concesión el Primer Ministro Heinrich von Brühl. El título lleva anexo el encargo de ser entregado en mano al compositor.  
 
Todo este sucedido, con independencia de aportar muchísima información sobre las relaciones entre los príncipes y sus súbditos músicos, representa un momento de la vida de Johann Sebastian Bach donde el hombre se expresa por encima del músico. El  músico nos legó, como consecuencia de su cualidad humana, esta obra de arte que es su Misa en si menor BWV 232. Escuchemos en honor del hombre y en agradecimiento al músico el Kyrie de la misma.
 
Manuel López-Benito

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA EN CLASICA2 

 1. Kyrie eleison. Señor ten piedad.  
Escrito para coro a cinco partes (sopranos I y II; contralto, tenor y bajo), dos flautas, dos oboes d’amore, fagot, dos violines, viola y continuo representado por órgano, violonchelo y  contrabajo. Comienza con coro y orquesta de gran fuerza expresiva y pasión a la que sigue un breve interludio orquestal al que sucede una emocionante fuga representante de la Majestad divina de Dios Padre.
 
Kyrie eleison
 
2. Christie eleison. Cristo ten piedad.    
Página para dúo de sopranos, violines al unísono y continuo. Cambia la atmósfera de la página anterior y nos lleva a una serena representación de Dios hecho hombre, de Jesucristo.
 
Christie eleison
 
3. Kyrie eleison. Señor ten piedad
Página para coro a cuatro partes ( sopranos I y II en unísono), dos flautas, dos oboes d’amore, dos violines, viola y bajo continuo. El homenaje al Espíritu Santo representa una sección de carácter melancólico, pero que cierra la referencia a las tres personas de la Santísima Trinidad. 
 
Kyrie eleison

Clásica2, revista de música clásica, ópera y jazzArtículos relacionados

LA MÚSICA CLÁSICA Y LA LITERATURA

 
Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.