Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Las Sopranos de Coloratura (VI)

Fecha de publicación: 10 de julio de 2009

Hablemos hoy de las sopranos dramáticas de coloratura. Cómo decíamos en el artículo anterior de las sopranos su rango de voz puede moverse entre b3 y c6. Una vez más, sin pretender ser exhaustivo, podemos citar  una variadísima lista de papeles representativos de esta voz que como podéis apreciar se extienden prácticamente desde el Barroco hasta Stravinsky. Mención especial merece Giuseppe Verdi por la gran cantidad de roles que incorpora  en sus óperas para esta tesitura.   

Renoir en Clasica2

 

música clásicaLAS SOPRANOS DRAMÁTICAS DE COLORATURA

 

Revista de música clásicaOPERAS BARROCAS

Armida en Rinaldo (Haendel); Cleopatra en Giulio Cesare (Haendel); 
 
  Revista de música clásicaCLASICISMO
 
Doña Anna en Don Giovanni (Mozart); Electra en Idomeneo (Mozart); Fiordiligi en Così fan tutte (Mozart); Junia en Lucio Silla (Mozart); La Reina de la Noche en La Flauta Mágica (Mozart) y Vitellia en La Clemenza di Tito (Mozart).
 
Revista de música clásica BELCANTO  
 
Giulietta en I Capuleti e i Montecchi (Bellini); Norma en Norma (Bellini); Elisabetta en Maria Stuarda (Donizetti); Lucia en Lucia di Lammermoor (Donizetti); Maria Stuarda en Maria Stuarda (Donizetti); Matilde en Guillaume Tell (Rossini) y Semiramide en Semiramide (Rossini).
 
Revista de música clásica GIUSEPPE VERDI 
 
Abigaille en Nabucco; Elvira en Ernani; Giovanna en Giovanna d'Arco; Medora en Il Corsaro; Lady Macbeth en Macbeth; Luisa Miller en Luisa Miller; Leonora en Il trovatore; Violetta en La traviata; Lina en Stiffelio; Odabella, en Attila; Hélène en Jerusalem; Lida en La battaglia di Legnano; Amalia en I masnadieri  y Giulietta di Kelbar en Un Giorno di Regno.
 
Revista de música clásicaOTRAS 
 
Esclarmonde en Esclarmonde (Massenet) y Anne en The Rake's Progress (Stravinsky). 
 

Revista de música clásicaGRANDES SOPRANOS DRAMÁTICAS DE COLORATURA  

Entre las cantantes cabe destacar a: Maria Callas; Cristina Deutekom; Edita Gruberova, Joan Sutherland; Cheryl Studer y Caterina Mancini.

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE ÓPERA EN CLASICA2

Ilustremos esta magnífico instrumento vocal oyendo a Cristina Deutekom en el aria de coloratura dramática de la Reina de la Noche -una referencia dentro del repertorio operístico- : Der Hölle Rache de La Flauta Mágica de Mozart. Como contrapunto también os propongo que oigamos a Cheryl Studer cantando el reciativo y aria del Acto III Teneste la promesa…. Addio, del passato bei sogni ridenti de La Traviata de Giuseppe Verdi.
 
Manuel López-Benito

Der Hölle Rache

 
KÖNIGIN DER NACHT
Der Hölle Rache kocht 
in meinem Herzen,
Tod und Verzweiflung flammet 
um mich her!
Fühlt nicht durch dich 
Sarastro Todesschmerzen,
So bist du meine Tochter
nimmermehr.
Verstoßen sei auf ewig, 
verlassen sei auf ewig.
Zertrümmert sei'n auf ewig 
alle Bande der Natur,
Wenn nicht durch dich Sarastro 
wird erblassen!
Hört, Rachegötter, 
hört der Mutter Schwur!
 
LA REINA DE LA NOCHE
¡La venganza del infierno
hierve en mi corazón,
la muerte y la desesperación
arden a mi alrededor!
Si Sarastro no siente, por tu mano,
los dolores de la muerte,
nunca más serás hija mía.
¡Repudiada y abandonada serás
por toda la eternidad,
destruidos quedarán 
todos los lazos de la Naturaleza,
si Sarastro no expira por tu mano!
¡Escuchad! 
¡Dioses de la venganza!
¡Escuchad el juramento 
de una madre!
 

Revista de música clásicaGUÍA DE AUDICIÓN de Der Hölle Rache kocht in meinem Herzen

Se estremece la cuerda en un impaciente trémolo (0). El sonido de un latigazo surge en el registro grave (3) la Reina de la Noche, atormentada clama venganza. Los intervalos que acompañan al nombre de Sarastro (21, 24) son como zarpazos que se vuelven gritos agudos (29) cuando canta So bist du meine Tochter nimmermehr -nunca más serás hija mía-
 
No puede contenerse más: (41, 45, 48)  sus vocalises brillan como carámbanos del hielo que lanzase a modo de  flechas contra Sarastro (50, 53, 60, 63, 70, 71). Parece desfallecer pero sigue cantando un motivo repetitivo, como si rumiara su maldición. Los saltos son ahora hacia abajo como  resoplidos de un toro herido (91, 94, 97) que se apoyan sobre la palabra ewig - siempre-.
 
Una segunda serie de vocalises expresan su delirio (116); ahora los silencios y contratiempos (124, 127, 128) expresan su rabia. Acaba el aria repitiendo en un registro cada vez mas agudo la palabra Hört – Escuchad- (150, 152, 154). Esta página representa el ejemplo definitivo de la coloratura al servicio de la pasión dramática.
 

Revista de música clásicaLa Traviata

Y ahora la pobre Violeta, la descarriada, que a punto de morirse recibe la carta de perdón de Giorgio Germont que anuncia su visita, tarde, muy tarde. La fuerza dramática, sin estridencias pero de gran emoción, impregna esta página. La coloratura es la pimienta y la sal.  Vale llorar.  
 
Teneste la promessa la disfida     
 
VIOLETTA
(Trae dal seno una lettera.)
"Teneste la promessa la disfida
Ebbe luogo! il barone fu ferito,
Però migliora Alfredo
È in stranio suolo; il vostro sacrifizio
Io stesso gli ho svelato;
Egli a voi tornerà pel suo perdono;
Io pur verrò Curatevi meritate
Un avvenir migliore. -
Giorgio Germont".
 
(desolata)
 
È tardi!
 
(Si alza.)
 
Attendo, attendo nè a me giungon mai!...
 
(Si guarda allo specchio.)
 
Oh, come son mutata!
Ma il dottore a sperar pure m'esorta!
Ah, con tal morbo 
ogni speranza è morta.
Addio, del passato bei sogni ridenti,
Le rose del volto già son pallenti;
L'amore d'Alfredo pur esso mi manca,
Conforto, sostegno dell'anima stanca
Ah, della traviata sorridi al desio;
A lei, deh, perdona; tu accoglila, o Dio,
Or tutto finì.
Le gioie, i dolori tra poco avran fine,
La tomba ai mortali di tutto è confine!
Non lagrima o fiore avrà la mia fossa,
Non croce col nome 
che copra quest'ossa!
Ah, della traviata sorridi al desio;
A lei, deh, perdona; tu accoglila, o Dio.
Or tutto finì!
VIOLETA 
(saca una carta de su seno y lee).
"Habéis tenido lo prometido... 
¡el duelo ha tenido lugar!. 
El Barón fue herido pero mejora.
Alfredo está en el extranjero 
pero le he revelado vuestro sacrificio. 
El vendrá a vos para pediros perdón. 
Yo también iré... Cuidaros...
Os merecéis un futuro mejor. 
Giorgio Germont".
 
(con desesperación)
 
¡Demasiado tarde!.
 
(se levanta)
 
Espero, espero y no llegan nunca.
 
(se ve en el espejo)
 
¡Oh!. ¡Cómo he cambiado!.
Y el Doctor todavía me da esperanzas.
Pero con tal enfermedad, 
toda esperanza es vana.
Adiós, bellos recuerdos del pasado,
las rosas de mis alegrías están marchitas 
y el amor de Alfredo todavía me falta.
¡Consuelo, sostén del alma cansada!.
Compadécete del deseo de la extraviada.
¡Perdónala y acógela, Señor!
Todo ha terminado ya.
Alegrías y dolores pronto acabarán
¡Ni flores ni lágrimas tendrá mi tumba!
Ni una cruz con mi nombre 
cubrirá en ella mis huesos.
¡Ah!. ¡Sonrío a la mujer perdida!.
Señor perdóname, 
recíbeme cerca de Ti.
Todo ha acabado.
 

Artículos relacionados

Las sopranos de coloratura (I)

Las sopranos de coloratura (II)

Las sopranos de coloratura (III)
 

BOLETÍN DE CLASICA2: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

 

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.