Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Elisabeth Söderstrom (1927-2009) en Clasica2

Fecha de publicación: 29 de febrero de 2012

ENCICLOPEDIA DE MÚSICA CLÁSICA. La soprano Elisabeth Söderstrom nació en Estocolmo el 7 de mayo de 1927; era hija de madre rusa y padre sueco. Sus primeros pasos musicales fueron guiados por Adelaide von Skilondz para posteriormente ingresar en la Academia de Artes Dramáticas de Estocolmo. Allí fue rechazada y entonces se dedicó definitivamente al canto

Elisabeth Söderstrom

 

música clásicaGRANDES VOCES DE TODOS LOS TIEMPOS: ELISABETH SÖDERSTROM  

Su debut como cantante tuvo lugar en el Teatro Drottningholm de la capital sueca en el año 1947 interpretando el papel de Bastienne de la ópera mozartiana Bastien und Bastienne. Tras su esta actuación fue llamada para cantar diversos papeles de soprano ligera tales como Pamina, Sophie, Louise, Violeta o los cuatro papeles de Los Cuentos de Hoffmann, entre otros.
 
En los años 50 del siglo pasado alcanza su madurez artística. Debuta en 1957 en el Festival de Salzburgo y en el Festival de Glyndebourne. En 1959 lo hace en el Met de Nueva York cantando el papel de Susana de las Bodas de Fígaro de Mozart. A partir de ahí sus apariciones en el teatro neoyorquino son constantes cantando los papeles principales de Fausto, El elixir de amor o La Bohème.
 
En 1960 debuta en el Covent Garden londinense cantando el papel de Daisy Dood de la ópera Aniara del compositor sueco Karl-Birger Blomdahl con libreto de Erik Lindegren y  basada en un poema de Harry Martinson.
 
Londres la acogió y disfrutó con su voz en papeles como la Gobernanta de la ópera The Turn of the screw de Benjamin Britten o Mélisande de la ópera Pelléas y Mélisande de Claude Debussy.
 
En 1950 se casó con Sverker Olow, con quién  tuvo tres hijos en los años sesenta, lo que hizo que Elisabeth Söderstrom renunciase parcialmente a su carrera y cantase únicamente en Suecia y en el Festival de  Glyndebourne.
 
En 1977 vuelve a los escenarios cantando el papel Kata Kavanová de la ópera homónima de Leos Janacek. 
 
Su última aparición fue en el Met cantando el papel de la Condesa en La dama de picas de Tchaikovsky.
 
Entre otros papeles operísticos a mayores de los ya comentados, podemos decir que nuestra protagonista recreó con éxito personajes tan variados como Leonor del Fidelio de Beethoven, Tatiana del Eugenio Oneguin de Tchaikovsky o Maria del Wozzeck de Alban Berg.
  
Elisabeth Söderstrom ofreció numerosos recitales cantando entre otros muchos ciclos de lieder las canciones completas de Tchaikovsky, Rachmaninov, y Sibelius acompañada por el pianista y director Vladimir Ashkenazy. 
 
Elisabeth Söderstrom falleció el 20 de noviembre de 2009.  

AUDICIÓN DE ÓPERA EN CLASICA2

Escuchemos a la magnífica soprano Elisabeth Söderstrom cantando la escena 4ª y última  del Acto IV de Pelléas y Mélisande de Claude Debussy “Quel est ce bruit?"

“Quel est ce bruit?"  

 
PELLÉAS
Quel est ce bruit?
On ferme les portes!
 
MÉLISANDE
Oui, on a fermé les portes...
 
PELLÉAS
Nous ne pouvons plus rentrer?
Entends-tu les verrous?
Ecoute! Ecoute...
Les grandes chaînes!
Il est trop tard,
il est trop tard!
 
MÉLISANDE
Tant mieux!
tant mieux!
 
PELLÉAS
Tu? Voilà, voilà!...
Ce n'est plus nous 
qui le voulons!
Tout est perdu, tout est sauvé!
Tout est sauvé ce soir!
Viens! viens...
Mon coeur bat comme un fou
jusqu'au fond de ma gorge... 
 
(Il l'enlace)
 
Ecoute! 
Mon coeur est sur le point 
de m'étrangler...Viens!
Ah! qu'il fait beau 
dans les ténèbres...
 
MÉLISANDE
Il y a quelqu'un derrière-nous!...
 
PELLÉAS
Je ne vois personne.
 
MÉLISANDE
J'ai entendu du bruit...
 
PELLÉAS
Je n'entends que ton coeur 
dans l'obscurité... 
 
MÉLISANDE
J'ai entendu craquer
les feuilles mortes...
 
PELLÉAS
C'est le vent qui
s'est tu tout à coup...
Il est tombé pendant
que nous nous embrassions. 
 
MÉLISANDE
Comme nos ombres sont grandes 
ce soir!
 
PELLÉAS
Elles s'enlacent jusqu'au
fond du jardin!...
Ah! qu'elles s'embrassent 
loin de nous!...
Regarde! Regarde! 
 
MÉLISANDE
(d'une voix étouffée)
Ah! Il est derrière un arbre!
 
PELLÉAS
Qui?
 
MÉLISANDE
Golaud!
 
PELLÉAS
Golaud? Où donc?
Je ne vois rien!
 
MÉLISANDE
Là...
au bout de nos ombres...
 
PELLÉAS
Oui, oui; je l'ai vu... 
Ne nous retournons pas
brusquement... 
 
MÉLISANDE
Il a son épée...
 
PELLÉAS
Je n'ai pas la mienne...
 
MÉLISANDE
Il a vu que nous nous embrassions
 
PELLÉAS
Il ne sait pas que nous l'avons vu.
Ne bouge pas; 
ne tourne pas la tête...
Il se précipiterait...
Il nous observe...
Il est encore immobile...
Va-t'en, va-t'en,
tout de suite par ici...
Je l'attendrai...
Je l'arrêterai... 
 
MÉLISANDE
Non, non!...
 
PELLÉAS
Va-t'en,...
Il a tout vu...
Il nous tuera!
 
MÉLISANDE
Tant mieux! tant mieux!
 
PELLÉAS
Il vient!
Ta bouche!...
Ta bouche!...
 
MÉLISANDE
Oui!...Oui!...Oui!...
 
(Ils s'embrassent éperduement)
 
PELLÉAS
Oh! oh! Toutes les étoiles tombent!
 
MÉLISANDE
Sur moi aussi! 
Sur moi aussi!...
 
PELLÉAS
Encore! Encore! donne!
donne! donne!
 
MÉLISANDE
Toute! toute! toute!
 
(Golaud se précipite sur eux 
l'épée à la main. Et frappe 
Pelléas qui tombe au bord de la
fontaine. Mélisande fuit 
épouvantée)
 
Oh! oh!
Je n'ai pas de courage!...
Je n'ai pas de courage...
 
PELLÉAS
¿Qué es ese ruido?
¡Están cerrando las puertas!
 
MELISENDA
Sí, han cerrado las puertas...
 
PELLÉAS
¿Ya no podemos entrar?
¿Oyes los cerrojos?
¡Escucha! Escucha...
¡La pesadas cadenas!
¡Es demasiado tarde,
demasiado tarde!
 
MELISENDA
¡Mucho mejor,
mucho mejor!
 
PELLÉAS
¿Tú? ¡Eso! ¡Eso!...
¡Ya no somos nosotros 
que lo queremos!
¡Todo está perdido, todo salvado!
¡Todo está salvado esta noche!
¡Ven! Ven...
Mi corazón palpita como un loco
hasta el fondo de mi garganta...
 
(La abraza.)
 
¡Escucha! 
Mi corazón está a punto 
de ahogarme... ¡Ven!
¡Ah! qué bien se está 
en la oscuridad...
 
MELISENDA
¡Hay alguien detrás de nosotros!
 
PELLÉAS
Yo no veo a nadie.
 
MELISENDA
Oí un ruido...
 
PELLÉAS
Yo sólo oigo tu corazón 
en la oscuridad...
 
MELISENDA
Oí el crujido 
de las hojas muertas...
 
PELLÉAS
Es el viento que se
ha callado de golpe...
Ha cesado mientras
nos besábamos.
 
MELISENDA
¡Qué grandes son nuestras sombras
esta noche!
 
PELLÉAS
¡Se enlazan hasta 
el fondo del jardín!...
¡Ah! ¡Se besan 
tan lejos de nosotros!
¡Mira! ¡Mira!
 
MELISENDA
(Con voz ahogada)
¡Ah! ¡Está detrás de un árbol!
 
PELLÉAS
¿Quién?
 
MELISENDA
¡Golaud!
 
PELLÉAS
¿Golaud? ¿Dónde?
¡No veo nada!
 
MELISENDA
Allá...
al final de nuestras sombras...
 
PELLÉAS
Sí, sí; lo vi...
No nos demos vuelta
bruscamente...
 
MELISENDA
Tiene su espada...
 
PELLÉAS
Yo estoy desarmado...
 
MELISENDA
Ha visto que nos besábamos
 
PELLÉAS
Él no sabe que lo vimos.
No te muevas, 
no gires la cabeza...
Se precipitaría...
Nos observa...
Todavía está inmóvil...
Vete, vete,
enseguida, por aquí...
Yo lo esperaré...
lo detendré...
 
MELISENDA
¡No, no!...
 
PELLÉAS
Vete...
Ha visto todo...
¡Nos matará!
 
MELISENDA
¡Tanto mejor! ¡tanto mejor!
 
PELLÉAS
¡Allá viene!
¡Tu boca...
tu boca!...
 
MELISENDA
¡Sí!... ¡Sí!... ¡Sí!...
 
(Se besan apasionadamente)
 
PELLÉAS
¡Oh, todas las estrellas caen!
 
MELISENDA
¡También sobre mí!
¡También sobre mí!...
 
PELLÉAS
¡Otra vez! ¡Otra vez! 
¡Bésame! ¡Bésame!
 
MELISENDA
¡Todo, todo, todo!
 
(Golaud se precipita sobre 
ellos espada en mano, hiriendo
a Pelléas  mortalmente el cual
cae al borde de la fuente. 
Melisenda huye espantada)
 
¡Oh! ¡Oh!
¡No tengo valor!...
No tengo valor...
 

 

Artículos relacionados

Enciclopedia de Música Clásica

BOLETÍN DE CLASICA2: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.


 

Compartir

Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2021 Clasica2. Todos los derechos reservados.