Clásica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Apolo, la Música y la Mitología

Fecha de publicación: 04 de agosto de 2009

Para finalizar el capítulo dedicado a la música en la antigua Grecia me gustaría incluir por su importancia y por ser fuente de inspiración musical desde entonces, una reseña más explicita a la Mitología Griega en su relación causal con la música. Para ello acerquémonos a la figura de Apolo

Apolo y Marsias

 

música clásicaLA HISTORIA DE LA MUSICA CLASICA EN CLASICA2 

 
Revista de música clásica y óperaAPOLO, LA MÚSICA Y LA MITOLOGÍA
 
Antecedentes de la naturaleza de Apolo según la Mitología
 
Apolo, hijo de Zeus y Leto nació sietemesino teniendo Temis que alimentarlo con néctar y ambrosía. Al cuarto día de su nacimiento, en prueba de su precocidad, pidió un arco y unas flechas para dirigirse al Monte Parnaso donde moraba la serpiente Pitón con la intención de matarla. Leto, la madre de Apolo había sido perseguida en el pasado por la serpiente, enviada por Hera. (Rivalidades de los dioses griegos). Apolo quiere vengarla. 
 
Pitón, herida por Apolo, huyó a Delfos, el Oráculo de la Madre Tierra, –Hera-  pero Apolo la siguió y allí la mató. Avisado Zeus por Hera y enfadado  con el comportamiento de su hijo quiso honrar la memoria de la serpiente y castigar a Apolo. Todo en uno. Para ello instituyó los Juegos Píticos y obligó a su hijo a presidirlos, como penitencia. 
 
-Los Juegos Panhelénicos tuvieron mucha importancia como lugar de encuentro de los habitantes de las ciudades-estado griegas. Destacar entre ellos los Píticos, los Olímpicos e incluso los juegos de Delfos, juegos funerarios en recuerdo de Pitón-.
 
  
Revista de música clásica y óperaLA MÚSICA Y APOLO EN LA MITOLOGIA GRIEGA
 
Mas adelante, en Delfos, Apolo se va a enfrentar a Pan y Marsias. Apolo y su lira - la cuerda-, contra las flautas -los instrumentos musicales de viento-. Veamos como lo describe la Mitología.
 
Atenea, uno de los primeros luthiers conocido, construyó un día una flauta doble (aulós) con huesos de ciervo y la tocó en uno de los múltiples banquetes que celebraban los dioses (Tafelmusik). Hera y Afrodita se rieron  de ella durante la interpretación musical. Molesta Atenea, dejó el banquete y se fue al bosque para verse reflejada en el agua de un río mientras soplaba la flauta. Sintiéndose ridícula con la cara hinchada y amoratada por el esfuerzo del soplo, tiró la flauta y pronunció una maldición que caería sobre el que osara recogerla. 
 
Marsias, un sátiro de la diosa Cibeles, tuvo la mala suerte de encontrársela un día. Al recojerla del suelo la flauta comenzó a sonar sola interpretando un remedo de la música de Atenea. Ante semejante prodigio Marsias decidió engatusar, con su fingida interpretación, a todos los campesinos de Frigia al tiempo que alardeaba de que ni Apolo con su lira podría componer mejor que él. Llegó la fanfarronada a los oídos de Apolo que lo retó en duelo musical. El vencedor podría hacer con el vencido lo que considerase oportuno. Marsias aceptó y el jurado fue compuesto por las Musas, ¡como no! El veredicto de aquellas fue de empate, hasta que Apolo le dijo al sátiro:
 
“-Te desafío a que hagas con tu instrumento lo que hago yo: ponlo al revés y toca y canta al mismo tiempo-”. Ante la imposibilidad de cantar y soplar la flauta Marsias fue derrotado. Apolo decidió desollarlo vivo y clavó su piel a un pino. 
 
Su segundo concurso musical fue con Pan, ante la presidencia del rey Midas, que también  dió ganador a Apolo. Desde entonces se convirtió en dios invencible de la música y su lira de siete cuerdas se hizo presente en todos los banquetes divinos. Su victoria trasladada al plano histórico hizo que los instrumentos musicales de viento fuesen suprimidos y sustituidos por los de cuerda en Frigia y Arcadia tras las conquistas helénicas de ambas regiones. 
 
En la Grecia clásica Apolo representó el dios de la matemática, la medicina, la astronomía, la poesía, la filosofía y claro está, la música ¡Cuántos conceptos implícitos en esta narración mitológica del significado de la música. Algunos ya fueron comentados en anteriores artículos de Clasica2. Así la música y su capacidad de acompañar a los comensales, la diferenciación entre la cuerda y el viento, la relación matemática de la música; su relación filosófica o astronómica.  Incorpora uno nuevo: su poder medicinal y por tanto curativo. La música cura fisicamente ayudando a que los humores fluyan armónicamente, cierren las heridas; pero también cura psicológicamente. El origen de lo que hoy llamamos Musicoterapia.   

Audición de música clásicaAUDICIÓN DE MÚSICA CLASICA EN CLASICA2  

Oigamos a Pan y su flauta acompañada del  resto de los vientos, las cuerdas y la voz en la magnifica aria de presentación de Papageno en la Flauta Mágica de Mozart.  
 
Los violines primeros, acompañados por el resto de la cuerda se unen a las trompas (viento) para presentarnos a Papageno. Cuando cante (como Apolo) los violines lo doblaran para orlar su voz como si de una cálida caricia se tratase. La flauta de Pan subraya, con breves intervenciones, momentos especiales del aria. (22; 24; 69; 71; 78; 80; 111; 113; 121; 123;155; 157; 165 y 167). 
 
La música ha conseguido unir a Apolo a Marsias y a Pan haciendo olvidar, ahora lo sabemos, antiquísimas rencillas.... ¡Mitológicas!
 
Manuel López-Benito
 
La Flauta mágica. Escena de presentación de Papageno.  
 
PAPAGENO 
Der Vogelfänger bin ich ja,
Stets lustig, heißa, hopsassa!
Ich Vogelfänger bin bekannt
Bei Alt und Jung im ganzen Land.
Weiß mit dem Locken umzugehn
Und mich auf's Pfeifen zu verstehn.
Drum kann ich froh und lustig sein,
Denn alle Vögel sind ja mein.
Der Vogelfänger bin ich ja,
Stets lustig, heißa, hopsassa!
Ich Vogelfänger bin bekannt
Bei Alt und Jung im ganzen Land.
Ein Netz für Mädchen möchte ich,
Ich fing sie dutzendweis für mich;
Dann sperrte ich sie bei mir ein,
Und alle Mädchen wären mein.
Wenn alle Mädchen wären mein,
So tauschte ich brav Zucker ein.
Die, welche mir am liebsten wär',
Der gäb' ich gleich den Zucker her.
Und küßte sie mich zärtlich dann,
Wär' sie mein Weib 
und ich ihr Mann,
Sie schlief' an meiner Seite ein,
Ich wiegte wie ein Kind sie ein.
 
PAPAGENO
Yo soy el pajarero,
siempre alegre, ¡ole, upa!
Como pajarero soy conocido por
viejos y jóvenes en todo el país.
Cazo con reclamo y toco la flauta.
Puedo estar alegre y contento, 
porque todos los pájaros son míos.
Yo soy el pajarero,
siempre alegre, ¡ole, upa!
Como pajarero soy conocido
por los viejos y los jóvenes
en todo este país.
¡Me gustaría tener una red 
para muchachas,
las cazaría por docenas!
Luego las metería en la jaula
y todas ellas serían mías.
Si todas las muchachas fueran mías,
las cambiaría por azúcar:
y a la que yo más quisiera 
le daría enseguida el azúcar.
y me besaría con delicadeza,
si fuera mi mujer y yo su marido.
Dormiría a mi lado y la acunaría 
como si fuese una niña
 

Artículos relacionados

La Música en la Antigua Roma

La Música Cristiana Primitiva

La Música en la Grecia Clásica

 

BOLETÍN DE CLASICA2: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

 
Compartir

¿Quieres anunciarte en Clasica2?
Si quieres anunciar un concierto, un disco, un libro o una simple nota en Clasica2, envíanos un correo a: mlopezbenito@clasica2.com
Boletín de Clasica2
Suscríbete al boletín de correo electrónico de Clasica2 y recibe en tu buzón de correo las actualizaciones de la web más interesantes: nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos...
Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2018 Clasica2. Todos los derechos reservados.