Cl�sica 2

Revista de Ópera y Música Clásica

Wagner y la Adelaida de Beethoven

Fecha de publicación: 22 de junio de 2014

He aquí el segundo artículo de la serie WAGNER Y OTROS MÚSICOS que publicamos sobre la influencia que tuvo la música de diversos compositores en la vida y obra de Richard Wagner, basándonos en la fuente documental Mein Leben, la autobiografía del compositor. Una serie que se desarrolla cronológicamente y que hoy se refiere a la influencia ejercida por Beethoven y su obra Adelaïde, Op. 46, una canción con texto de Friedrich von Matthisson (1761 - 1831) que podéis escuchar más abajo.

Regoyos, Wagner y Beethoven en Clasica2

 

Música ClásicaWAGNER Y OTROS MÚSICOS. CAPÍTULO 2: ADELAÏDE DE BEETHOVEN

Contexto Histórico. Leipzig 1828

A comienzos de 1828 el joven Wagner se presenta al examen de ingreso en el Nikolaischule, uno de los dos colegios más antiguos y prestigiosos de Leipzig con el Tomasschule. El claustro de profesores decide que ingrese en cuarto curso, un retroceso académico con respecto a lo ya cursado en el Krezschule de Dresde. Este hecho desalentó a nuestro compositor, ya de por sí poco propenso al estudio reglado, y este contratiempo académico lo sumió en un claro estado de rebeldía. Sin embargo “descubrió”  en su tío Adolf un referente cultural y racionalista. Con él daba largos paseos, a primeras horas de la tarde,  por las puertas de la ciudad, paseos que cumplían una peripatética  experiencia multidisciplinar en Wagner y que pronto daría sus frutos. Uno de ellos fue la determinación del joven por escribir una tragedia. Otro, menos recomendable, fue el progresivo abandono de sus obligaciones estudiantiles, lo que acarrearía no pocos disgustos a su madre, hermanas y a Adolf, quien se sentiría responsable de  ello.

La tragedia en cuestión se titulaba “Leubald und Adelaïde” (Leobaldo y Adelaida) cuyo manuscrito Wagner declara haber perdido y que, en palabras del compositor, está influenciado por el Hamlet, Macbeth y Lear de Shakespeare, y en el Götz von Berlichingen de Goethe.  El argumento, realmente trágico,  es resumido así:

Un joven, para vengar la muerte de su padre, promete vengarlo extirpando de la tierra a todos los familiares de su asesino Roderich. Pero el destino quiere que una de sus hijas, Adelaïde, raptada del castillo paterno, y salvada, por un admirador esté aún viva. Y entonces…. (Dejo aquí la narración argumental de Leubald und Adelaïde para que vuestra curiosidad os invite a buscar el final).

Sin embargo, sí transcribo las palabras de Wagner que nos llevan a las influencias músicales, objeto de esta serie de artículos. Dice así:

CITA DE WAGNER

"Dieses Mädchen fühlte ich mich begeistert »Adelaïde« zu nennen. Schon damals sehr für Deutschtümlichkeit eingenommen, kann ich mir diese auffallend undeutsche Benennung meiner Heldin nur aus meinem Enthusiasmus für Beethovens »Adelaïde« erklären, deren schwärmerischer Refrain mir als Symbol aller Liebesanrufung erschien".

Richard Wagner. Mein Leben

““Me sentí entusiasmado al llamar Adelaïde a esta muchacha. Ganado ya en aquel entonces para la germanidad, este nombre sorprendentemente no alemán de mi heroína me vino sólo de mi entusiasmo por la Adelaida de Beethoven, cuyo romántico estribillo me parecía el símbolo de toda invocación del amor”.

 

Cuando la familia se enteró de en que perdía el tiempo Wagner, robándoselo al estudio, este llegó a la siguiente conclusión:

"Ich wußte, was noch niemand wissen konnte, nämlich, daß mein Werk erst richtig beurteilt werden könnte, wenn es mit der Musik versehen sein würde, welche ich dazu zu schreiben beschlossen hatte und welche ich nächstens auszuführen demnach beabsichtigte

“Sabía lo que aún no podía saber nadie, esto es, que mi obra sólo podría ser correctamente juzgada cuando fuera provista con la música que yo había decidido escribir para ella y que, por lo tanto, proyectaba llevar a cabo en breve”.

 

AUDICIÓN DE MÚSICA CLÁSICA

Os invito a escuchar Adelaïde Op. 46 de Beethoven, esa página musical que llevó a Wagner a llamar así a su personaje del drama “Leubald und Adelaïde”.

Einsam wandelt dein Freund im Frühlingsgarten, 

Mild vom lieblichen Zauberlicht umflossen, 

Das durch wankende Blütenzweige zittert, 

Adelaide!

 

In der spiegelnden Flut, im Schnee der Alpen, 

In des sinkenden Tages Goldgewölken, 

Im Gefilde der Sterne strahlt dein Bildnis, 

Adelaide! 


Abendlüfte im zarten Laube flüstern, 

Silberglöckchen des Mais im Grase säuseln, 

Wellen rauschen und Nachtigallen flöten: 

Adelaide! 


Einst, o Wunder! entblüht auf meinem Grabe 

Eine Blume der Asche meines Herzens; 

Deutlich schimmert auf jedem Purpurblättchen: 

Adelaide! 

Por primavera, tu amigo pasea solitario por el jardín,

bañado por la mágica luz de la enramada en flor

mecida por el viento.

¡Adelaida!

 

En el plateado arroyo, en la nieve de los Alpes, 

en las doradas nubes del atardecer,

en el destello de las estrellas, te veo a ti.

¡Adelaida!


El viento del ocaso susurra en la fronda,

las campanillas de mayo murmuran en la hierba,

las olas braman y los ruiseñores cantan:

¡Adelaida!


Un día ¡oh, milagro! brotó sobre mi tumba 

una flor de la ceniza de mi corazón,

cada uno de sus rojos pétalos proclama:

¡Adelaida!

NOTA: Si quieres estar puntualmente informado de las publicaciones de Clasica2 suscríbete al BOLETÍN y recibirás en tu buzón de correo las actualizaciones más interesantes, nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos... Totalmente gratuito.

Manuel López-Benito

Artículos relacionados

Wagner y otros Músicos: Presentación

Wagner y el Don Giovanni de Mozart

Compartir

¿Quieres anunciarte en Clasica2?
Si quieres anunciar un concierto, un disco, un libro o una simple nota en Clasica2, envíanos un correo a: mlopezbenito@clasica2.com
Boletín de Clasica2
Suscríbete al boletín de correo electrónico de Clasica2 y recibe en tu buzón de correo las actualizaciones de la web más interesantes: nuevos vídeos y audiciones, eventos próximos...
Últimos artículos
Nube de etiquetas Clásica2
Clásica 2
© 2017 Clasica2. Todos los derechos reservados.